Taller Espai Can Mir

Seis buenos consejos para hacer un microjardín

¿Quieres aprender a hacer pequeños jardines que se conviertan en auténticas piezas de decoración? Quieres que estos originales centros florales sean algo más que las clásicas combinaciones florares o los tiestos con flores marchitas que se olvidan en un rincón? En el Espai Can Mir te proponemos hacer pequeños jardines de sobremesa planteados como si fueran grandes, teniendo en cuenta el sustrato, la distribución de las plantas, su selección y coherencia.

Aunque la elaboración de un microjardín requiere cierto orden, estos consejos que t damos en este post no deben tomarse de forma cronológica en el proceso de elaboración.

  1. Es necesario elegir bien el lugar donde vamos a colocar el microjardín, ya que la ubicación condicionará el tipos de planta. La falta de luz y las corrientes de aire pueden ser letales.
  2. Cuando escojamos las plantas hay que ir más allá de los criterios puramente estéticos. Las elegiremos en función de la ubicación del microjardín (interior, exterior, exposición solar, sombra, riego, manteniemiento…)
  3. ¿Cuál es el mejor soporte para nuestro microjardín? Habrá que tener en cuenta algunos aspectos  como el protagonismo que le queramos dar, lo que condicionará la medida y el material y la disponibilidad que tenemos para su mantenimiento. Podemos utilizar los objetos más originales, echa un vistazo a la galería de imágenes.
  4. Cuando hagamos un microjardín, no debemos pretender que desde el primer momento ya tenga el aspecto final deseado. Las plantas crecen y deben encontrar su lugar y posición.
  5. Casi cualquier objeto es susceptible de convertirse en microjardín. Solo es necesario adaptarlo a la posibilidad de que las plantas puedan vivir en él.
  6. Démosle una oportunidad. Si en el microjardín que hagamos hay alguna planta que no progresa (o se muere), busquemos una alternativa antes dar por fracasado el conjunto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.