Receptes Espai Can Mir

Frambuesas, ahora es el momento. Recetas del Espai Can Mir

Finales de verano y principios de otoño es una época perfecta para ir a dar un paseo por el bosque a coger saúcos, moras y frambuesas y disfrutar del olor de la hojarasca húmeda y de las zarzas llenos de frutos. Ideas del Espai Can Mir.

Las frambuesas crecen en los bordes de los caminos y hay de varios tipos, las de fruto rojo, las más habituales, dorado y negro. Procede de Asia y de Europa Oriental y, aunque es una planta resistente no le gustan las temperaturas extremas. También las podemos cultivar en casa, deberemos plantarlas en invierno, mejor usar plantel, y tener la precaución de aislarlas ya que tienen raíces invasoras que pueden dañar otros cultivos. La planta puede llegar a medir un metro de altura por lo que será conveniente atarla a las cañas. Con la llegada del verano, la frambuesa ya estará preciosa y lista para dar frutos. Tendremos que esperar un par de meses para podérnoslos comer.

Receptes Espai Can Mir

Muy saludables

Las frambuesas son ricas en vitamina C y, sobre todo, E. Aportan altos niveles de elementos minerales (potasio, calcio y hierro), ácidos orgánicos y azúcar. La acción antiinflamatoria de las frambuesas y la capacidad de estimular las defensas inmunológicas hace que sean unos excelentes aliados para prevenir infecciones bucales, gota y reumatismo.

Amigas en la cocina

Su sabor dulce y perfumado, y algo ácido las hace únicas. Si las queremos conservar, deberemos guardarlas congeladas o cocinarlas, son ideales para hacer mermeladas, jaleas, pasteles, helados, macedonias, bebidas, licores e incontables productos dietéticos bajos en calorías.

Al natural combinan muy bien con lácteos -nata, yogures y quesos-, y son adecuadas también, para hacer confitura o acompañar carnes rojas.

Os dejamos tres recetas deliciosas para sacar el máximo partido a estos frutos de temporada.

Receptes Espai Can Mir

Mermelada de frambuesa

Ingredientes:

1 kg de frambuesas

300 g de azúcar moreno

El zumo de un limón

Preparación

Poner las frambuesas y el azúcar en un bol grande, mezclar bien y dejar reposar exactamente una hora a temperatura ambiente (también se puede dejar toda la noche en la nevera)

A continuación, poner la mezclar en una olla y agregar el jugo de limón. Cocer entre 30 y 40 minutos a fuego lento.

Apagar el fuego y dejar enfriar (si no gusta encontrar las semillas en la mermelada, podemos colarla con un chino).

Repartir la mermelada en tarros de vidrio, taparlos bien y ponerlos al baño maría para hacer el vacío para que la mermelada se conserve más tiempo en buenas condiciones.

Receptes Espai Can Mir

Cheesecake con frambuesa

Ingredientes

1 paquete de galletas tipo María

275 g de queso mascarpone

120 g de mantequilla

60 g de azúcar

70 g de azúcar glas (más una cucharada para la decoración)

un sobre de azúcar avainillado

200 g de frambuesas

Preparación

Coloque las galletas sobre una hoja de papel de aluminio y tapar con otra hoja. Pasar por encima el rodillo hasta triturarlas y conseguir una textura arenosa.

En un cazo, a fuego lento, fundir la mantequilla. En un bol, incorporar las galletas trituradas, verter el azúcar y la mantequilla derretida. Trabajar la mezcla hasta integrar todos los ingredientes.

Sobre el plato de servicio coloque un aro de repostería y rellénelo con la preparación. Reservar en la nevera.

En otro bol trabajar el mascarpone con el azúcar glas y el azúcar avainillado. Obtenida una pasta homogénea, rellene el aro que teníamos reservado. Repartir las frambuesas por encima y volver a colocar el pastel en la nevera un mínimo de cinco horas.

En el momento de servir, retirar el aro. Esparcir la cucharada de azúcar glas y decorar con el resto de frambuesas.

Receptes Espai Can Mir

Licor de frambuesa

Ingredientes

250g de frambuesas

1 l de aguardiente

250 g de azúcar

Preparación

Lavar bien las frambuesas y secar con papel de cocina.

Poner las frambuesas, el aguardiente y el azúcar en botes de cristal que se puedan cerrar herméticos y dejar reposar la mezcla un mínimo de cinco semanas en un lugar oscuro y fresco.

Entonces, hay que colar el líquido (mejor con un paño de algodón o gasa) y ponerlo en botellas que cerraremos bien y dejar que repose cuatro semanas más.

Nota: Podemos aprovechar las frambuesas que hemos colado usándolas como acompañamiento de una buena carne, o bien mezcladas con yogur para postre.